full screen background image

¡Se acabó! La FCC deroga la Neutralidad en la red

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) ha derogado oficialmente las normas de neutralidad de la red de 2015, abriendo posibles cambios a la forma en que los proveedores de servicios de Internet (ISP) prestan servicios en los EE. UU.

La neutralidad de la red es un conjunto de directrices y principios aprobados por la FCC bajo la administración de Obama que estaban destinados a preservar una red abierta. Pero ahora eso ha cambiado.

La decisión se aprobó a pesar de las solicitudes en contra. La decisión de 3 a 2 se produce después de que 18 fiscales generales pidieran a la FCC que retrasara la votación para investigar los comentarios falsos que se produjeron este verano. Veintiocho senadores enviaron una carta propia al presidente de la FCC, Ajit Pai, sugiriendo que su “propuesta es fundamentalmente defectuosa”. Las principales compañías tecnológicas, organizaciones sin fines de lucro y grupos de interés público se manifestaron contra la derogación en los últimos meses, y además, una encuesta reciente descubrió que la mayoría de los estadounidenses estaban a favor de las regulaciones de neutralidad de red de 2015.

Durante el discurso de Pai, la reunión fue interrumpida por  el consejo de seguridad después de que se recibieron informes de una amenaza que podría alterar la tranquilidad del evento. La sala fue evacuada, la seguridad realizó una búsqueda con perros rastreadores, y la gente volvió a sus asientos después de unos minutos.

La decisión de 2015 clasificó el servicio de acceso a Internet de banda ancha como una utilidad, doblando a los ISP como “operadores comunes” en virtud del Título II de la Ley de Comunicaciones. Además, puso a estos proveedores bajo un estricto escrutinio gubernamental para evitar prácticas de Internet injustas, pero a los ISP les preocupa que el gobierno pueda hacer cumplir las regulaciones de precios, diciendo que la incertidumbre regulatoria “socavó la innovación y la inversión”.

“Este plan simplemente restauraría el marco regulatorio exitoso y ligero que rige Internet desde 1996 hasta 2015”, dijo Pai en un artículo de opinión. “Y lo que es más importante, sacaría al gobierno del negocio de la microgestión de Internet”.

Los defensores de la neutralidad de la red dicen que la derogación podría hacer posible la transición de Internet en dos carriles: carriles rápidos y lentos. Los ISP podrían ofrecer ciertos sitios web y servicios a mayor velocidad si las empresas estuvieran dispuestas a pagar un poco más: esto también se conoce como Priorización pagada. Las principales compañías como Google y Facebook podrían permitirse esto, pero sería perjudicial para las nuevas empresas y los servicios en crecimiento. Además, los clientes de ISP podrían terminar pagando más por estos servicios.

Desde ya se han hecho notar el descontento de grandes empresas de telecomunicaciones y servicios de internet como Netflix, que están en desacuerdo con la decisión del Congreso, ya que aseguran que esto cambiará negativamente la forma de ver y transmitir la red.




Pin It on Pinterest

Share This